Los batidos de frutas y verduras, también conocidos en el mundo anglosajón como smoothies, son una excelente forma de tomar un tentempié fresco y delicioso mientras se consume el aporte de nutrientes diario necesario para el cuerpo humano.
Los smoothies están de moda, y no es para menos, ya que es una bebida deliciosa y sobre todo, saludable. Estos smoothies pueden elaborarse de multitud de formas, bien mezclando frutas, verduras o ambas. Es una buena forma de consumir rápidamente todos los nutrientes diarios que el cuerpo humano necesita.

En verano, es una receta muy recurrida, ya que además de ser refrescante, ayuda a mantener la hidratación. Dependiendo de los ingredientes que se le añadan, se conseguirá aprovechar todas las propiedades de dicho componente. En el ejemplo de los batidos con arándanos o frutos rojos, estos frutos son altamente antioxidantes y realizan una limpieza a fondo del organismo de cualquier toxina. Otros alimentos como el apio o el pepino son altamente diuréticos y ayudan a eliminar líquidos.

Los smoothies son muy recurridos en los planes de pérdida de peso, precisamente porque al ayudar a depurar toxinas consiguen también liberar la grasa acumulada, además de tener una acción saciante, lo que hace que no se consuman otros alimentos que podrían perjudicar a la báscula.

Para preparar un buen smoothie, es recomendable triturar bien los ingredientes y mezclarlos con la ayuda de una batidora de vaso (en el enlace tienes la mía). Con una de estas batidoras batir cualquier fruta o verdura es una tarea muy sencilla. Además, el vaso permite poder volcar la mezcla después en otro recipiente como un tazón o un cuenco.

Yo por ejemplo te recomiendo la batidora de  Lidl, que la he probado también y es fenomenal. Además es una opción muy barata para hacerse con una batidora de vaso y poder disfrutar este verano de unos saludables smoothies.