L-Carnitina para quemar grasa: ¿realidad o ficción?

En este momento estás viendo L-Carnitina para quemar grasa: ¿realidad o ficción?

Los suplementos y las bebidas energéticas que contienen L-carnitina afirman ser estimuladores del metabolismo que pueden ayudarlo a perder peso y aumentar su rendimiento deportivo. Sin embargo, puede que no haya suficientes datos científicos para respaldar estas afirmaciones.

¿L-carnitina qué es?

La L-carnitina encierra el vocablo «carnitina» que proviene de «carnis», la palabra latina para carne, que también es la raíz del término «carnívoro». Hígado y riñones producen L-carnitina a partir de dos aminoácidos, lisina y metionina, por lo que no es necesaria en tu dieta. Somos capaces de autoabastecerla. La L-carnitina se almacena en los músculos esqueléticos, el cerebro y el corazón. Además, en los hombres, la L-carnitina también se almacena en los espermatozoides.

[bctt tweet=»Veinte años de investigación no han podido respaldar las afirmaciones sobre la capacidad de quemar grasa o estimular el máximo rendimiento deportivo de la L-carnitina » username=»FitnesspremiumC»]

La L-carnitina tiene su importancia. Juega un papel importante en nuestro cuerpo, escoltando ácidos grasos a las mitocondrias de las células, donde producen energía.

La Oficina de Suplementos Dietéticos de los Institutos Nacionales de Salud de los Estados Unidos (el país más avanzado a nivel mundial tanto en investigación como en producción industrial de suplementos) establece que los adultos y niños sanos no necesitan tomar suplementos de L-carnitina, excepto por afecciones médicas o genéticas específicas. Puedes clicar el enlace para leer el detalle.

Lo que dice la ciencia

De nuevo, según la Oficina de Suplementos Dietéticos , los estudios confirman que los pacientes con cáncer que tomaron entre 250 miligramos (mg) y 4 gramos (g) de L-carnitina por día experimentaron menos fatiga. La investigación también muestra que la L-carnitina puede:

  • mejorar la sensibilidad a la insulina y el dolor nervioso en personas con diabetes tipo 2
  • aumentar la fertilidad en hombres
  • menor riesgo de mortalidad en aquellos con infarto de miocardio isquémico o ataque cardíaco
  • resultar en mejoras cognitivas leves en las personas mayores

Sin embargo, nada menos que veinte años de investigación no han podido respaldar las afirmaciones sobre la capacidad de quemar grasa de la L-carnitina o su capacidad para estimular el máximo rendimiento deportivo. Ambos argumentos, quema de grasa y mejora del rendimiento deportivo, son su principal soporte comercial y por ahora no tienen evidencia científica favorable.

Como vemos, este es el contrasentido de la industria fitness muchas veces: un suplemento que muestra beneficios enormes en fertilidad o mejora de alguna enfermedades se convierte sin embargo en una mina de oro a razón de otros efectos proclamados que sin embargo no produce. La carnitina dietética y suplementaria no da muestras de influir de forma positiva en el metabolismo de las grasas (Brandsch C, 2002; Melton SA et al., 2005).

Fuentes de comida

La L-carnitina también se encuentra en los alimentos, principalmente en la carne roja. Un filete de unos 100 gramos contiene entre 56 y 162 mg . Una hamburguesa de 125 gramos proporciona entre 87 y 99 mg de L-carnitina. Cuanto más roja es la carne, mayor es su concentración de L-carnitina. Cantidades más pequeñas de L-carnitina también están presentes en pescado, aves y productos lácteos.

Efectos negativos

Diversos estudios han hallado que algunas personas que consumieron suplementos de L-carnitina a razón de 3 gr/día manifestaron efectos secundarios como náuseas, calambres y diarrea. Estudios menos documentados, o con una metodología que me parece menos fiable, afirma que los suplementos de L-carnitina pueden incluso producir un olor corporal a pescado. Esto no lo veo yo muy claro (porque los estudios pueden tener intereses comerciales atrás) pero lo anoto a nivel curiosidad, que sé que te gusta.

Los investigadores de la Clínica Cleveland descubrieron que un metabolito resultante de la L-carnitina aumenta las posibilidades de desarrollar aterosclerosis o endurecimiento de las arterias. La L-carnitina en sí no es el problema. Es lo que sucede cuando se encuentra con las bacterias en los intestinos. Cuando comes un filete o tomas una cápsula de L-carnitina, las bacterias en el intestino producen una sustancia química llamada trimetilamina. Luego, el hígado convierte la trimetilamina en N-óxido de trimetilamina. Este subproducto no es lo que diríamos bueno a las arterias.

El Dr. Mehmet Oz, referencia mundial en todo lo que a cardiocirujía se refiere y showman televisivo por su programa de divulgación sobre salud, en vista de la evidencia científica sobre la L-carnitina, tomo la decisión de dar marcha atrás en su apoyo anterior a los suplementos de L-carnitina. El que una vez fuera su defensor, retira su afirmación de que la L-carnitina puede ayudarte a perder grasa. Emitió una advertencia de no tomar L-carnitina en su artículo Why We Were Wrong: L-Carnitine (al cambio —Por qué estábamos equivocados: L-Carnitina).

¿Quién podría necesitar suplementos de L-carnitina?

Un bebé prematuro, incapaz de producir suficiente L-carnitina puede necesitarlos. Un raro defecto genético llamado deficiencia primaria de carnitina también puede requerir tomar estos suplementos. Aquellos que experimentan dolor nervioso debido a neuropatía o diabetes, tienen deterioro cognitivo, están pasando por un tratamiento contra el cáncer o se vuelven deficientes en L-carnitina por razones médicas específicas pueden beneficiarse de la suplementación, aunque solo deberían hacerlo bajo la prescripción de un médico. Para todos los demás, lo mejor es darle a L-carnitina un buen tiempo. Si eres fanático de las bebidas energéticas que contienen L-carnitina, debes saber que es poco probable que obtengas una ventaja metabólica. No gastes tu dinero en comprar suplementos de L-carnitina para quemar grasa o mejorar tu metabolismo, porque no va a hacerlo. Guarda ese recurso para destinarlo a otros suplementos con investigación más sólida detrás: proteína de suero de leche, creatina, citrulina… o si tu alimentación está bien planificada, mejor aún, guarda bien ese dinero que dicen que viene otra crisis y de eso sí que hay bastante evidencia.