Enzimas digestivas: un suplemento fitness que debes conocer

En este momento estás viendo Enzimas digestivas: un suplemento fitness que debes conocer

Normalmente no compramos enzimas digestivas. Lo vemos en la página web de compra de turno, en Amazon (que salen muy bien de precio) pero pasamos de largo, vamos buscando como locos la proteína en polvo, la creatina monihidrato, los BCAAs, la caseína micelar, el óxido nítrico… y luego ya un galimatías de cosas que no os van a dar una diferencia  significativa pero que lo compráis porque lo veis tomar al mazas de Youtube y «si me lo pillo, fijo que me pongo como él» ¿a que sí?

Y ahora viene el pavo este a contarnos no sé qué, de unas enzimas digestivas, que suena eso muy a salud de abuelita, a gente mayor, a enfermitos, a gente flaquita, a patapollo, a comelechugas, carbófobos y todas esas lindezas que ahora se dicen porque en esto del fitness tenéis la necesidad de crear subgrupos de pertenencia cuya identidad se refuerza en criticar despectivamente a los que llevan otro rollo.

Pues bien: las enzimas digestivas van en todos los bolsos de los mejores culturistas del mundo, también de todas las personas que no siendo culturistas profesionales tienen cultura, leen y tienen dos dedos de frente. Ahora vamos a ver por qué, para que tú también presumas de saber lo que compras.

Si te parece bien, lo he planteado así:

  1. te cuento qué son las enzimas digestivas;
  2. te cuento qué beneficio a nivel rendimiento/fitness tienen, y
  3. te cuento qué beneficios a nivel salud tienen (porque la salud en esta casa es prioridad, siempre por delante del apartado estético, y mira que nos gusta la aesthetic live) y para terminar
  4. te doy algunas recomendaciones para elegir entre lo que hay por el mercado.

Enzimas digestivas: primero es saber qué son

Son catalizadores. Tranquilo/a, no te asustes con la palabrota que es muy sencilla de entender: significa que son una sustancia cuya función es acelerar procesos químicos, mejorarlos o dar pie a que surjan. Es decir, lo que hacen es que las reacciones químicas, como por ejemplo la digestión de un alimento, suceda más rápido, de forma más sencilla para el organismo y que este sea capaz de aprovechar mejor el alimento por encontrarlo de forma mejor dispuesta para él.

Beneficios a nivel fitness

Puede que incluso los hayas usado en el pasado para abordar algún problema digestivo. Pero si te digo la verdad, apuesto a que nunca te has encontrado mirando tu botella de enzimas como un suplemento de entrenamiento. Y sin embargo, si conoces lo que es capaz de hacer, sería de los primeros en tu lista.

Mira, las enzimas digestivas hacen que la digestión sea mejor, pero además su participación se extiende mucho más allá de la digestión y ayuda a descomponer las partículas grandes en partículas más pequeñas en todo el cuerpo. ¿Esto cómo te beneficia? Pues mira, cuando te tomas un cazo de tu proteína favorita, esta llega a tu organismo en forma de polímeros, es decir moléculas de proteína complejas. El organismo tiene que romper esos polímeros en monómeros, es decir, en cuerpos más sencillos para poder asimilarlos. Pues bien, las enzimas digestivas ayudan a eso precisamente. A digerir más la misma proteína, es decir, dos individuos tomando exactamente la misma cantidad de proteína, uno tomando enzimas digestivas y otro que no las toma, el primero, el que toma enzimas digestivas, aprovecha una parte mucho mayor de la misma proteína que el otro. Es decir, que las enzimas convierten en premium tu proteína normal y corriente, ya sea de proteína de suero, de ISO o de un cuarto de kilo de pechuga de pollo.

Se han realizado estudios que demuestran que ciertas enzimas digestivas ayudan con la recuperación muscular y reducen la inflamación. Las enzimas proteolíticas, más conocidas por ayudar a digerir las proteínas, se han relacionado con una recuperación más rápida al descomponer los aminoácidos, disminuir la inflamación y ayudar en la reparación de los tejidos.

Su beneficio fitness es que te van a permitir absorber completamente los nutrientes que ingieres para alcanzar todo el potencial que hay en ellos. Si tomas proteasa, la enzima digestiva encargada de acelerar la asimilación de la proteína en aminoácidos, vas a tener más monómeros de aminoácidos disponibles en la sangre para: crear nuevo tejido muscular, recuperarte antes de tus sesiones de entrenamiento, reducir el dolor muscular, reducir la fatiga… Igual te va a pasar con los carbohidratos, la fibra o las grasas.

Beneficios a nivel salud

Dependiendo de lo inteligente que seas en el ámbito de la salud y el estado físico, es posible que hayas oído hablar de complementar las enzimas digestivas para la salud intestinal. Muchas sensibilidades alimentarias y problemas de salud pueden deberse a la falta de enzimas necesarias para descomponer adecuadamente los alimentos, y una solución popular es tomar enzimas adicionales en forma de suplemento. Hay muchas ventajas asociadas a tener digestiones más sencillas, desde un menor estrés al sistema renal, digestivo, intestinal… hasta una mejor salud dental, pasando por muchos otros. Procurar mejores digestiones es muy importante para atletas fitness, que le suelen pedir un extra de rendimiento a sus sistemas digestivos/renales especialmente, llegando a veces a saturarlos. Cuidarte a este nivel, es esencial porque te va a llevar a disfrutar más años de mejores resultados y a estar más saludable. Y ten en cuenta que a medida que cumplimos años, la digestión de los alimentos se hace más complicada, por lo que es también un complemento magnífico para regalar a tus mayores.

Precauciones

Yo te recomiendo que consultes con tu médico en el caso de las enzimas. Algo tan sencillo como ¿doctor, quiero comprar enzimas digestivas para mejorar mis digestiones, puedo? Porque si eres intolerante a la lactosa, o alérgico a algunas frutas como el higo o la papaya te pueden venir mal.

Otra recomendación es que no te vuelvas adicto/a al consumo de enzimas si no eres una persona que hace malas digestiones. Ten en cuenta que nuestro organismo segrega estas enzimas, si tú le asistes durante demasiado tiempo esa función se vuelve vago. Deja de hacerla. Así que si no estás en una dieta hipercalórica buscando una cantidad importante de calorías diarias para entrar en un estado anabólico ni tienes una molestia relacionada con las digestiones, no debes usarla o al menos no debes ir todos los días a por ellas. Es más, si tienes molestias digestivas, para eso está el médico, no el preparador fitness ni la tienda de suplementos. Ve y si las enzimas son óptimas para tí, estará de acuerdo.

Otra recomendación es que te leas el prospecto del suplemento al comprarlo para leer la dosis recomendada y que no excedas la misma. Aquí siempre hay un iluminado que dice, «si tomo más, asimilo todavía más proteína y me pongo todavía más fuerte» no hijo mío, no va así y te puedes hacer una avería importante en el intestino grueso. Para eso pone el fabricante una dosis diaria y mira que ya le gustaría a él que comprases cuanto más mejor, pero precisamente porque hay que mantenerlo en unos niveles recomiendo encarecidamente no rebasarlos.

Cómo comprarlos

Yo básicamente te recomiendo fijarte en los que sean completos. Queremos que descompongan bien la proteína, los carbohidratos y las grasas. También las fibras. Pues eso es lo que tienes que fijar. Existen muchas enzimas pero las más críticas para ti, persona interesada en el fitness son:

  • Amilasa: mejora la asimilación de los carbohidratos dando monosacáridos, de los que destaca la glucosa.
  • Proteasa: para la digestión de las proteínas descomponiéndolas en péptidos y aminoácidos.
  • Lipasa: optimiza la digestión de grasas descomponiéndolas en glicerina y ácidos grasos.
  • Celulasa: Descompone las fibras de celulosa, permitiendo absorber los nutrientes de las frutas y los vegetales mucho mejor y dando pie a todos los beneficios de las fibras.

Yo en general te recomiendo comprar enzimas en tu herbolario de confianza, parafarmacia o farmacia. Los tienes y puedes asesorarte con el profesional del establecimiento. Pero si quieres algo Online las hay en cualquier portal de suplementación. Yo estoy con estas y me van bastante bien aunque por algo menos de dinero también probé en su momento las de Prozis y no me puedo quejar de su digestión. Si quieres una calidad mayor, tienes las enzimas de Amix que ya sabes que es una marca un poco más premium.

Consulta a un médico antes de usar cualquier suplemento, lo leas o no en esta web, especialmente si estás embarazada, durante la lactancia, tomando medicamentos o tienes una afección médica. El contenido de este sitio web es solo para fines educativos.

Si tienes alguna duda, no tienes más que escribirme un email a info@rutinasfitness.com y estaré encantado de darte mi consejo.

También me puedes contactar por instagram o twitter y mandarme un privado. Chatearemos de inmediato.

Y si necesitas ayuda con un plan personalizado, ¡no dudes en consultar los que yo te ofrezco!