Échale huevos, que no pasa nada

En este momento estás viendo Échale huevos, que no pasa nada

Échale huevos a tu alimentación. No te va a pasar nada de lo que has oído por ahí decir. Que si el colesterol te va a subir, que si no comas más de uno… Todo eso son mitos heredados de otra época. La ciencia, como sabes, muchas veces opina una cosa y después demuestra la contraria. Hubo un tiempo en que se pensaba que la tierra era plana, por lo que evidenciaba la vista. La primera sonda que viajó a Marte se estrelló, porque los fabricantes de la nave usaron millas y los diseñadores de la navegación, kilómetros… La ciencia comete errores por muy diversos motivos. Ojo, yo vivo apegado totalmente a la evidencia científica, no es este post para desmontar la ciencia, sino todo lo contrario. Y la ciencia cometió uno de sus grandes errores con la satanización del huevo. Precisamente, esto ya está muy superado científicamente (como te digo, yo intento basar todo lo que afirmo en la evidencia científica, pero la actual, no la de hace 60 años) pero socialmente todavía quedan generaciones que relacionan el colesterol dietario con el nivel de colesterol de las personas, que sin embargo va a estar mucho más afectado por cosas como el tabaquismo, el sedentarismo, el acohol, condiciones genéticas o patologías preexistentes…

Nuestro Premio Nobel Santiago Ramón y Cajal (neurobiología), dijo que «lo peor no era cometer un error, sino tratar de justificarlo»

Déjame que te ponga en antecedentes históricos y vamos avanzando ¿ok? Ancel Benjamin Keys fue un fisiólogo estadounidense, reconocido por su contribución al estudio del efecto de la dieta sobre las enfermedades cardiovasculares y por su apoyo y fomento de la dieta mediterránea. En los años 60´lideró el que se dio en llamar el —Estudio de los Sietes Países— en el que trabajó sobre la relación entre el colesterol dietario y la enfermedad coronaria. Y aquí es donde demonizó el huevo, concretamente relacionando el consumo del huevo entero (clara + yema) con elevados niveles de colesterol en la población.

Errores del estudio

Hoy ya sabemos que esto no va así. Se hicieron muchas críticas al trabajo de Ancel Keys: solo tuvo en cuenta los datos de seis países, a pesar de que existían datos de veintidós países; Por ejemplo, EEUU triplicaba a Noruega en muertes por enfermedad coronaria a pesar de expresar en el estudio, valores de consumo similares en grasa, lo cual hacía pensar que la enfermedad coronaria estaba influída por otros factores antes que por el consumo dietario de grasas. No pocos médicos afirmaron y saben, que llevar a personas con valores de colesterol normal a que se adapten a alimentos pobres en colesterol, puede resultar incluso peligroso; lo que rompe la relación colesterol dietario-colesterol. Necesitas algo de colesterol en la sangre para formar células sanas.

Según F. Naffad «la realidad del estudio es que fue impreciso, tuvo un pésimo enfoque metodológico y por ende conclusiones sumamente desinformativas» Así que si tú eres una de esas personas que tienen miedo a comer más de un huevo, o comer huevo varios días seguidos porque piensas que te sube el colesterol, tienes que saber para tu tranquilidad que hay muchos otros estudios muy relevantes que dicen lo contrario a lo que dijo Keys, mucho más modernos y mejor articulados:

  • “Un anciano de 88 años que ingiere 25 huevos diarios, no se le encontró riesgo de enfermedad cardiovascular”
  • “Seguimiento a 118.000 personas durante 14 años. No hubo riesgo cardiovascular entre personas que comían más de 1 huevo al día”
  • “Estudio en 117.933 personas durante más de 10 años. 1 huevo al día no produjo probabilidad de enfermedad cardiaca en personas sanas. Sí aumentó el riesgo en diabéticos”
  • “El colesterol dietético (contenido en alimentos) no conlleva relación con enfermedad cardiovascular”

Y así podemos encontrar muchos más estudios. No tendrás problema en encontrar marco bibliográfico.

Échale huevos, no tengas miedo a comer

Puedes comer huevos enteros, con su yema y todo: por supuesto. Sube el colesterol directamente: no. Como te dije, la evidencia y el testimonio de todos los médicos consultados te dirá que el colesterol hepático, el valor que te sale en la analítica, estará agravado por el sedentarismo, porque no tengas buena genética, porque existan patologías previas, por fumar y beber… y no por la ingesta de colesterol dietario. Con la excepción, eso sí, de personas que padecen diabetes (aquí hay cierta precaución aunque como siempre os digo, es cuestión de hablar con tu médico).

Lo que tienes que controlar del huevo son las calorías y macronutrientes que aporta, para que encajen dentro del cometido energético que tienes en tu plan de alimentación de acuerdo a tus objetivos físicos, de rendimiento, fitness… Pero igual que harías con cualquier otro alimento. No pesa ninguna otra sospecha sobre el huevo. Sí, la certeza de que es la proteína de mayor valor biológico que encontrarás en el supermercado, solo superado por la proteína de suero de leche en este capítulo. Además, es una proteína barata, fácil de encontrar, fácil de preparar, versátil… Échale huevos y disfruta de comer añadiendo sin problemas el huevo a tu plan de comidas y entrenamiento.

¿Dudas? Manda un email a info@rutinasfitness.com  también me puedes contactar por instagram o twitter y mandarme un privado. Chatearemos de inmediato.

Y si necesitas ayuda con un plan personalizado, ¡no dudes en consultar los que yo te ofrezco!

0 0 votos
Article Rating
Suscribir
Notificar a
guest
0 Comments
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios