Crecimiento muscular. 6 aspectos clave.

En este momento estás viendo Crecimiento muscular. 6 aspectos clave.

Todos deseamos el crecimiento muscular. Bien por estética, bien por desempeño en un deporte, bien por salud, bien por todo lo anterior.

Antes de saltar directamente a cualquier programa de entrenamiento que puedas estar iniciando, aquí van algunos consejos clave para ayudarte a comenzar:

Hidratación

El agua ayuda a aumentar los niveles de energía, promover la pérdida de peso, eliminar las toxinas y mejorar la digestión. Tu cuerpo es aproximadamente 60% de agua, y solo una pequeña disminución en el porcentaje puede afectar significativamente el rendimiento y la forma en que se siente. Si no consumes suficiente agua, perderás fuerza y ​​comenzarás a sentirte lento, ¡así que asegúrate de beber al menos 2,5 – 4 litros  de agua por día.

Dormir

El sueño es el potenciador de rendimiento más subestimado que existe. Cualquier rutina con menos de 8 horas de sueño por noche va a descarrilar. Para mantener el metabolismo debido y sus niveles de energía en su punto máximo, tienes que de dormir lo suficiente.

Organización

Designa un día de preparación de alimentos semanal o quincenal donde cocines y almacenes tus alimentos con anticipación.

En esos momentos en que no puedes preparar tus comidas en el acto, tener comidas cocinadas a mano evitará resbalones. Me gusta usar contenedores pequeños de Tupperware que hacen que sea muy fácil de agarrar y llevar cuando estoy en el día a día.

Comer despacio

Para evitar comer en exceso, come despacio y para cuando estés aproximadamente 80% lleno. Al cuerpo le toma entre 15 y 20 minutos procesar una comida y reconocer si el estómago está lleno o no.

Comer despacio hace que cuando lleguen esos quince minutos de reconocimiento haya entrado menos ingesta dentro.

Si comes demasiado rápido, cuando el cuerpo reciba la señal hormonal de saciedad, ya será muy tarde y nos habremos colado de calorías.

Moderación

La clave para el éxito de la dieta a largo plazo es el autocontrol y la moderación. Trata de consumir el 80% de tu ingesta de alimentos ricos en nutrientes. Tomar una copa ocasional de vino o una noche de pizza es perfectamente aceptable y no lo retrasará siempre que consumas con moderación.

Comer fuera no es comer mal

Aunque la dieta flexible deja espacio para comer fuera, intenta no dejar que sea un -todo vale-.  Evita lugares que sirvan papas fritas ilimitadas o pan y mantequilla. Puedes comer fuera y prevalecer los alimentos más nutritivos.